El auge de los personal shopper inmobiliarios

15.12.2016

Cuando nos enfrentamos a momentos difíciles como una crisis económica, muchos son los que ven en ella más oportunidades que dificultades, y eso es precisamente lo que está pasando con el nacimiento de nuevas profesiones como el Personal Shopper Inmobiliario

Una nueva salida

A raíz de la crisis económica que atravesó España recientemente muchos se vieron en la necesidad de reinventarse y emprender un nuevo camino profesional, y entre todas esas nuevas profesiones nació la hoy conocida como Personal Shopper Inmobiliario, pero ¿Qué es un personal shopper inmobiliario? ¿Cómo trabajan? ¿Cuánto cobran por sus servicios? ¿Cuál es su perfil profesional?; en este post vamos a disipar un poco todas las dudas sobre esta reciente pero interesante y muy práctica profesión.

El personal shopper inmobiliario  

El trabajo del personal shopper inmobiliario es asesorar y ayudar a gestionar a su cliente la compra de bienes inmuebles, bien puede hacerlo por su cuenta o como acompañante, siempre según la necesidad de la persona que le contrate. Son muchos los compradores que pierden tiempo visitando casas o locales que no cumplen con los requisitos principales del comprador, por ello es precisamente aquí que se nota más la labor del personal shopper inmobiliario, ya que este puede visitar las casas o locales y asegurarse de que estos cumplan con las necesidades de su cliente, ahorrándole mucho tiempo en búsquedas insatisfactorias.

Dentro del perfil profesional del personal shopper inmobiliario deben encontrarse conocimientos técnicos y legales, es por este motivo que hoy en día muchos arquitectos y agentes inmobiliarios se están dedicando a ser personal shopper inmobiliario. El hecho de contar con un arquitecto u agente inmobiliario que desempeñe las tareas de un personal shopper inmobiliario, ayuda a optimizar y garantizar los resultados de la búsqueda de inmuebles basándose en los datos, características y necesidades que sus clientes les indiquen. La formación profesional de los personal shopper inmobiliarios hoy en día ayuda a reducir el listado de opciones para la compra, ya que estos filtran las mejores oportunidades descartando los inmuebles que presentan defectos de construcción y otros detalles que no están a la vista del comprador, evitando así el efectuar obras de reforma que suponen más gasto.

En cuanto a honorarios, no son tan altos como podemos llegar a creer, suponiendo un 3% del valor de la compra del inmueble, aunque muchos prefieren optar por una tarifa mensual por sus servicios. De una forma u otra debemos tomar en cuenta que el simple hecho de contratar un personal shopper inmobiliario ya nos supone un importante ahorro de tiempo y dinero, que nos puede servir para compensar el arduo trabajo y la efectividad de esta persona que nos ha asesorado en nuestra búsqueda inmuebles.